Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com
  • NOVEDADES
Quienes Somos: - Martes, 11 de Enero de 2011 14:11
Quienes Somos: Servicios - Domingo, 16 de Enero de 2011 16:51
Quienes Somos: Servicios Web - Martes, 11 de Enero de 2011 14:11
Quienes Somos: Quienes Somos - Martes, 11 de Enero de 2011 14:11
Quienes Somos: Preguntas Frecuentes - Martes, 11 de Enero de 2011 14:11
Quienes Somos: Mapa de ubicación - Viernes, 08 de Agosto de 2008 18:32
Usted se encuentra en: Noticias
Tu IP: 54.91.16.95

Noticias

Informe CADEIN 2014: Construyeron 21,398 inmuebles en el primer semestre del año



En el primer semestre del año se construyeron 21,398 departamentos en Lima Metropolitana y el Callao siendo los distritos más dinámicos los de clase media, según el primer informe Capeco Desarrollo Inmobiliario - CADEIN I, elaborado por la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco) a través de su organismo básico el Instituto de la Construcción y el Desarrollo (ICD).

San Miguel es el municipio con mayor cantidad de viviendas multifamiliares, con 1.880 unidades, y forma parte del sector de mayor crecimiento junto con Jesús María, Pueblo Libre, Magdalena, Surquillo y Barranco.

En cuanto a los precios, los departamentos más caros están en San Isidro, donde el metro cuadrado se ubica en US$6,027, habiéndose registrado que el inmueble más caro cuesta US$2.96 millones. Por el contrario, los departamentos más baratos están en Villa María del Triunfo por US$21,348. Para el Estudio, Lima Metropolitana y el Callao fueron divididos en siete sectores, considerando en oferta a las viviendas multifamiliares (departamentos). Los resultados del informe corresponden al primer semestre del presente año.

El sector urbano 1 (Lima Top) comprende los distritos de Miraflores, San Isidro, La Molina, Santiago de Surco y San Borja; el sector urbano 2 (Lima Moderna) está constituido por los distritos de Jesús María, Lince, Magdalena del Mar, San Miguel, Pueblo Libre, Surquillo y Barranco; el sector urbano 3 ( Lima Centro) está integrado por el Cercado de Lima, Breña, La Victoria, Rímac y San Luis.

A su vez, el sector 4 (Lima Este) está conformado por Ate, Cieneguilla, Chaclacayo, Lurigancho (Chosica), Santa Anita, El Agustino y San Juan de Lurigancho; el sector 5 (Lima Norte) lo componen Carabayllo, Comas, Independencia, Los Olivos, Puente Piedra, San Martín de Porres, Ancón, Santa Rosa; en el sector 6, Lima Sur, están incluidos Chorrillos, Lurín, Pachacámac, San Juan de Miraflores, Villa El Salvador, Villa María del Triunfo, Pucusana, Punta Hermosa, Punta Negra, San Bartolo y Santa María del Mar; y el sector 7, Callao, está compuesto por Bellavista, Callao, Carmen de la Legua, La Perla, La Punta y Ventanilla.


Oferta total de departamentos según número de unidades


El número de viviendas multifamiliares (departamentos) en oferta en los siete sectores urbanos de Lima Metropolitana y el Callao se expone en el Cuadro R.1. La mayor cantidad de departamentos en oferta se presenta en el sector urbano dos (Lima Moderna) con 7 873 unidades, mientras que el menor número figura en el sector siete (Callao) con 882 unidades.

A nivel distrital, la mayor oferta se presenta en el distrito de San Miguel con 1 880 unidades seguido del distrito
de Santiago de Surco con 1 818 unidades.


Oferta total de departamentos según precios de venta

El Cuadro R.2 muestra por sector urbano los valores máximos y mínimos de las unidades de viviendas multifamiliares (departamentos) en oferta, así como los precios promedio ponderados.

El precio máximo por departamento en oferta se produce en el sector urbano uno (Lima Top) con US$ 2 958 000 mientras que el precio mínimo por departamento en oferta se produce en sector urbano seis (Lima Sur) con US$ 21 348.

El mayor precio ponderado se produce en el sector urbano uno (Lima Top) con US$ 309 147. A nivel de distritos, San Isidro presenta el precio máximo por departamento con US$ 2 958 000 mientras que Villa María del Triunfo el precio mínimo con US$ 21 348. El mayor precio ponderado se produce en el distrito de San Isidro con US$ 407 680.


Oferta total de departamento, según tamaño

El Cuadro R.3 muestra, por distritos, las áreas máximas y mínimas de las unidades de los departamentos en oferta así como las áreas promedio, según sector urbano.

El área máxima de departamento se produce en el sector uno (Lima Top) con 621 m2 y el área mínima de departamento en el sector urbano tres (Lima Centro) con 26 m2.


Oferta total de departamentos, según precios por metro cuadrado

El Cuadro R.4 muestra por sector urbano los valores máximos y mínimos de los precios por m2 de las unidades de viviendas multifamiliares (departamentos) en oferta, así como los precios por m2 promedio ponderados.

El precio por m2 máximo por departamento en oferta está en el sector urbano uno (Lima Top) con US$ 6 027 x m2, mientras que el precio mínimo por departamento en oferta se encuentra en el sector urbano seis (Lima Sur) con US$334 x m2.

El mayor precio por m2 promedio ponderado se produce en el sector urbano uno (Lima Top) con US$ 2167. Ver Gráfico 2.


Dispersión de los departamentos en oferta, según precios de venta

Existe una relación inversa entre el número de viviendas multifamiliares (departamentos) en oferta y el precio solicitado por ellas; así, a mayor precio, menor número de departamentos en oferta, lo que resulta en una línea de tendencia de pendiente negativa. Se debe señalar que la mayor dispersión en el precio de los departamentos en oferta se encuentran en los rangos de precios intermedios.


Oferta total de departamentos según metros cuadrados construidos

El mayor metrado en oferta de departamentos se localiza en el sector urbano uno (Lima Top) con 711 698 m2 y una
participación del 36.3%. Cuadro R.5

El Gráfico 3 muestra el metrado de departamentos en oferta en los siete sectores urbanos de Lima Metropolitana y el
Callao.


Oferta de departamentos según valor del mercado

El mayor valor de departamentos en oferta en Lima Metropolitana y el Callao se da en el sector uno (Lima Top) con un valor total de US$ 1 619,9 millones. Cuadro R.6

 

El reciclaje de los residuos de construcción y desmonte

Gestión medioambiental en Madrid

Por: Miguel Ángel Sanz Coll
Ingeniero Técnico de Obras Públicas

La construcción es un sector de alto consumo de recursos naturales y genera un alto impacto sobre el medioambiente, lo cual debe hacernos reflexionar. El volumen de residuos generados en las obras es tan grande que aún en la actual crisis, solo en Madrid se produce más de 2 millones de m3, lo suficiente para llenar completamente, en un año, el Estadio Bernabeu.

Normas que garantizan el correcto manejo de los residuos de construcción y demolición (RCD), existen, y encargan a los ayuntamientos el control de esos desechos, pudiendo solicitar a las empresas una fianza de acertada gestión de los residuos y el correspondiente certificado, lo cual no hacen.

Aunque el plan de Residuos de la Comunidad de Madrid establece que se exija el tratamiento del 100% de los RCD generados, al 2012 todavía había un 30% del residuo que no era valorizado en centros legales y terminaba en graveras, vertederos clandestinos o eran transportados fuera de la Comunidad.

En cambio, en municipios como Alcobendas, el Ayuntamiento no solamente ha llegado a aplicar la ley al 100 % de los desechos de obra generados, sino que ha ido más lejos, y en este momento presta a sus ciudadanos un servicio de Gestión de Residuos, garantizando de esta manera la completa trazabilidad.

Red de plantas

En la Comunidad de Madrid existe una red de 22 gestores de residuos autorizados, formando una cadena que cubre la totalidad del territorio, lo que da garantías de cumplir con el criterio de proximidad marcado por toda la legislación medioambiental, en cuanto a la gestión de los residuos.

Las plantas de gestión de residuos de construcción y demolición, se han planificado para dar servicio en las cercanías de la producción y actuar de puente a los depósitos controlados finalistas.

Dichas plantas son instalaciones industriales integradas medioambientalmente en los polígonos industriales urbanos. La red, no solo garantiza un coste óptimo de gestión de los residuos, sino que genera el árido reciclado en las cercanías del consumo.

Las plantas cuentan con tecnología y maquinaria para el procesado y valorización de todos los residuos. Las líneas de preparación de áridos reciclados garantizan la completa homogeneidad del árido resultante y garantizan que el producto cumpla con los requerimientos del marcado CE.

El conjunto de plantas tiene capacidad suficiente para gestionar el 200% de la producción actual de residuos de construcción generados, y para valorizar en forma de árido reciclado la totalidad del residuo gestionado.


Áridos reciclados

La principal materia prima consumida de manera directa o indirecta en una obra son los áridos. Medioambientalmente, el consumo de áridos es junto a la generación de residuos, el segundo mayor impacto.

En la Comunidad de Madrid actualmente se consumen cerca de 10 millones de m3 de árido. Para reducir el daño ambiental, se ha establecido el uso del árido reciclado en las obras, al menos el 5% del total que se requiera, pero es una meta todavía lejana.

El árido reciclado proviene de los escombros tratados de las demoliciones. Empezó a utilizarse primero en Alemania, y ahora en Holanda es prioritario debido a la ausencia de áridos naturales.

El árido reciclado es incluso más barato que el natural en España, llegando a valer prácticamente la mitad. Uno de los problemas para su mayor uso es la desconfianza alentada por las malas prácticas de algunos fabricantes (a pesar de la existencia de manuales para su producción) y por el interés de los productores de áridos naturales.

Responsabilidad.

Como hemos podido ver, la correcta gestión de los residuos en un proyecto, no solamente es una obligación medioambiental, sino legal a la hora de gestionar un proyecto constructivo. En cuanto al uso del árido reciclado, en la actualidad es un material con todas las garantías de utilización. Su uso puede provocar de manera directa:

• Impulso y creación de empleo en el sector de la valorización de residuos.
• Ahorro económico en los proyectos.
• Mejora medioambiental al disminuir las extracciones de áridos y al provocar la correcta gestión de los residuos.

Es responsabilidad del ingeniero, no solamente velar por la correcta gestión medioambiental del proyecto, sino buscar soluciones novedosas que optimicen los recursos económicos, y que generen mejoras ambientales a la obra.

Desde los Colegios Profesionales, se debe aconsejar la acertada gestión de los residuos y el uso de áridos reciclados.

 

Grúas y telehandlers: Colosales brazos del mundo

Las grúas vienen en tantas formas, no como sean posibles, sino necesarias. Tanto en la industria petrolera y de construcción como en las centrales nucleares y el rescate de suicidas, las grúas están allí.

 

El último Gran Prix de Mónaco lo ganó de punta a punta Nico Rosberg al volante de un Mercedes-Benz con la ayuda de una grúa. El final podría haber sido distinto si es que a mitad de carrera, cuando el auto de Jenson Button quedó tirado en la pista, una grúa no se hubiera apresurado a retirar el vehículo averiado dejando que la carrera continuara sin necesidad de que intervenga el safety car.

Las grúas vienen en tantas formas, no como sean posibles, sino necesarias. La industria petrolera hace uso de una muy singular. Se llama Taisun: ha sido armada en China, y solo hace trabajos en el astillero de Shandong, una provincia costera. Taisun es útil para armar plataformas petroleras y nada más. Esa grúa ha reducido el proceso de armado en solo dos pasos. Por eso es tan querida por las empresas petroleras que operan muy cerca de Asia, pues reduce significativamente tanto los precios como los tiempos.

Según un documental de Discovery Channel, Taisun ahorra, en promedio, unos dos millones de horas de trabajo. La grúa carga la plataforma hasta unos cien metros en el aire y luego la deposita en unas robustas patas de acero. Las plataformas que carga Taisun de un solo impulso pesan con frecuencia alrededor de quince mil toneladas y las levanta a un ritmo de catorce metros por hora, siempre y cuando el viento no sople a más de 60 km por hora.

Para todo…

Hay grúas para todo, decíamos, desde las ortopédicas, para personas con problemas motrices hasta para la industria eólica y nuclear. Las turbinas eólicas necesitan ser erigidas con una grúa especial llamada Liebherr LTR 11 200. Las turbinas eólicas son mástiles gigantes con hélices en sus puntas; son generalmente clavadas en ángulo recto en páramos ventosos.

El LTR 11 200 no tiene la apariencia de un fortachón pero lo es y lo ha demostrado con regularidad por el mundo, por el que se ha paseado colocando turbinas eólicas y difundiendo la idea de que un mundo más verde es científicamente posible. La LTR es de las grúas cuyo tamaño no sorprende, mas sí la ingeniería en su interior. Su brazo podría suspender a noventa metros sobre el suelo una jaula con noventa osos pardos o doce elefantes africanos en su interior. El operador podría hacerlo desde la cabina o fuera de ella, con un control remoto.

La Kroll 10 000 es también muy famosa, y más entre los ingenieros nucleares rusos. Es ya una grúa veterana, aunque sigue siendo necesaria para el armado de las chimeneas nucleares como en las que trabaja Homero Simpson. La Kroll 10 000 es lenta, porque cargar componentes que van a ser parte de una central nuclear no es algo que se quiera hacer a lo loco ni con apuro. Si fuera necesario, la Kroll podría levantar la mitad de un Airbus A380, el avión de pasajeros más grande del mundo, o dos aviones Boeing 757 completos.

Otro monstruo es la Mammoet PTC 200 DS, una grúa holandesa que puede levantar más de tres mil toneladas de peso a ciento veinte metros sobre la superficie. Tarda doce minutos en hacerlo. Ahora bien, su principal ventaja sobre otras es su alcance, superior a los doscientos treinta metros, tanto vertical como horizontalmente. En otras palabras, podría elevar en la estación de Javier Prado a un manifestante que está en desacuerdo con la elección de un fiscal y ponerlo luego frente al frontispicio del Consejo Nacional de la Magistratura.

La Mammoet incluso soporta huracanes de categoría cuatro (mas no se recomienda operar con estos vientos) y en condiciones climatológicas por debajo de los treinta grados bajo cero. No obstante, si hablamos de eficiencia, las grúas portuarias son las predilectas. En el puerto de Londres, por ejemplo, estas pueden descargar dieciocho mil contenedores en un par de días. Aquí la velocidad es lo primordial y no la capacidad de levantamiento, que tampoco es deleznable, dicho sea: hasta ochenta toneladas.

Otros usos

Ahora bien, es errado pensar que las grúas solo sirven para construir o trasladar. Son también valiosas para salvar vidas. O intentarlo al menos. Los buenos hombres del servicio de protección civil de Arabia Saudí necesitaron una grúa y una cama especial para trasladar al hospital a KhaledMohsenShaeri, un joven saudí de 20 años, que pesa tanto como un manatí.

Antes de que abandonara este mundo, con una grúa también, el mexicano Manuel Uribe, quien llegó a ser el hombre que más espacio ocupó en este planeta con sus 560 kilos, fue trasladado al hospital de Monterrey, en el que finalmente se liberó de su obesa e incómoda anatomía, pero para siempre, pues falleció allí.

 
 

Construcción tiene gran espacio para crecer en el sector Energía

Cuando JJC Contratistas Generales pasó por un proceso de reorganización creó la División de Energía y Minería y puso al frente de esa importante área al ingeniero civil Johnny Villanueva, egresado de la Pontificia Universidad Católica del Perú, con 20 años de servicios en la empresa, y quien, según manifiesta, ha trabajado en los más grandes proyectos de JJC.

 

La labor profesional del ingeniero Villanueva comenzó en el proyecto Chavimochic y pasó luego por Camisea y la ampliación de Cerro Verde, entre otros. Su división se encarga de construir la hidroeléctrica Quitaracsa (Huaylas-Ancash) de la empresa Enersur y apunta a ampliar su actividad en el sector energético.

¿Por qué crean la división de Energía y Minería?

Porque estábamos creciendo. Nuestra facturación en este campo empieza a crecer entre 20% y 25% por año. No solo aumentan los proyectos en cantidad sino en volumen, es decir, en los montos de inversión implicados. Hace años las obras que se manejaban eran de 5 o 10 millones de dólares, pero hoy son de 100 millones. Esto requiere tener una dedicación mayor por áreas específicas por lo que el año pasado se decidió formar varias divisiones en la empresa. Cuando JJC Contratistas Generales pasó por un proceso de reorganización creó la División de Energía y Minería y puso al frente de esa importante área al ingeniero civil Johnny Villanueva,
egresado de la Pontificia Universidad Católica del Perú, con 20 años de servicios en la empresa, y quien, según manifiesta, ha trabajado en los más grandes proyectos de JJC.

¿Qué porcentaje de los ingresos de su empresa se generan en su área?

Energía y Minas representa más del 50% de la facturación de JJC debido a que estamos constituyendo una presencia fuerte en minería y también creciendo en el sector energético. La hidroeléctrica que estamos construyendo ahora(Quitarasca) es un buen ejemplo.

¿Se podrá mantener ese ritmo de crecimiento?

Sí. Yo creo que en el ramo de energía falta mucho por hacer. Si el Perú piensa crecer 5% o 6% eso requiere suministro de energía, además de carreteras y edificaciones. Vemos el panorama con bastante optimismo.

¿Qué capacidad de potencia han construido hasta ahora?

Llevamos más de 350 MW . Está en ejecución Quitaracsa, de nuestro cliente Enersur (GDF Suez), que producirá 112 MW y debe ponerse en marcha en el primer trimestre del 2015. Antes participamos en la construcción de la hidroeléctrica El Platanal, cerca de Cañete, para Celepsa, que fue la segunda más importante del país con 220 MW; y en Chile terminamos hace poco la Central Hidroeléctrica de Laja para GDF Suez, que tiene 34.4 MW generados de pasada (sin crear un embalse).

¿Qué otros proyectos se vienen?

A nivel de cotización tenemos varios, pero no podemos dar detalles. Se habla de una amplia cartera de hidroeléctricas, pero pocas se desarrollan a pesar que podríamos llegar a un estrés hídrico. Es que los proyectos avanzan cuando tienen la garantía de que la energía luego se podrá vender. Para meterte a esos niveles de inversión debes tener la venta asegurada y eso depende del gobierno o de la aparición de nuevos proyectos mineros. Si empezaran Conga, Quellaveco o Tía María, se generará la demanda de energía eléctrica.

¿Cómo van las obras en Quitaracsa?

Muy bien, es un proyecto que empezamos a fines del 2010 y debe culminar en los primeros meses del 2015. Se van a aprovechar las aguas del río Quitaracsa, en el sur de Áncash, para generar 112 MW.

¿Es difícil construir ahí?

Sí, tiene sus particularidades, no solo por el trabajo que debió hacerse con las comunidades –un tema importante que debemos afrontar en cada uno de nuestros proyectos-, sino por lo difícil que es el acceso a la boca de entrada, denominada Chapiringo. Es una zona bien complicada. Se tuvo que construir una carretera de casi 20 kilómetros para poder llegar allí. Además, no se comunica directamente con la boca de salida, que está en Huallanca, por lo que prácticamente hemos tenido que realizar dos obras distintas e independientes. Cuando el acceso y la salida es fácil, uno trata de ubicarse en un punto central en el que puedan atender ambos frentes de trabajo. En este caso, nos tocó hacer este proyecto con esa dificultad.

¿Cuántos metros de caída tiene la central?

Son más de 800 metros de desnivel. Va desde Huallanca en la cota 1 400 hasta Chapiringo en la cota 2 200 o 2 300.

¿Qué tipo de obras han hecho?

La principal labor ha sido hacer túneles en diferentes partes. Son 10 kilómetros de túneles, para la construcción, acceso, galerías, etc.

¿Y la casa de máquina es en caverna?

Sí, es una excavación en pleno cerro. Yendo de arriba hacia abajo, hemos construido el embalse para 450 000 metros cúbicos de agua. El caudal de agua luego va
hacia el túnel de conducción que también hemos hecho y que tiene una pendiente de 17% con un desnivel en la salida para darle mayor fuerza al caudal. También
construimos la casa de máquinas donde nuestro cliente (Enersur) ha instalado dos turbinas Pelton que son las que generan la energía. Luego de ello, el agua regresa
al río por un tubo de descarga. Y la energía va a un patio desde donde se interconecta con el Sistema Eléctrico Nacional.

¿Cuánto ha costado la construcción?

Estamos hablando de casi 200 millones de dólares en las obras. El costo total del proyecto no lo sé. Eso está a cargo del cliente. Dijo que habían tenido algunos problemas con las comunidades. ¿Qué no les gusta de una hidroeléctrica? Tenían el temor de que el embalse y los 10 kilómetros de túneles, de los cuales una parte eran para conducir agua, les provoque alguna sequía. Pero el proyecto ha garantizado que solo usarán en la hidroeléctrica agua remanente, es decir, el embalse siempre tendrá un volumen mínimo de agua que alcanzará para las necesidades de los propietarios de las parcelas agrícolas. Son temores que surgen cuando no se explica bien el proyecto.

¿No se daña las zonas agrícolas?

En el caso de Quitaracsa no ha habido necesidad de hacer inundaciones de tierras agrícolas.

¿La empresa debe mantener siempre buenas relaciones con la comunidad?

Sí, lo hemos hecho en anteriores oportunidades donde el temor puede aparecer cuando hay pesca o por la posibilidad de que se contamine el río. Pero todo eso debería resolverse con los estudios de impacto ambiental y una comunicación permanente, previa y posterior al proyecto. Ahora, el tema social ha ido adquiriendo un
lugar muy importante y nosotros como constructora sabemos que tenemos que manejar los proyectos como empresa socialmente responsable. Es un aspecto que venimos trabajando desde la perspectiva de la Dirección por Misiones en que la empresa está reorientada a atender a las comunidades, accionistas, trabajadores y clientes.

 

Construcción puede crecer a una tasa con dos dígitos

El sector construcción mantendrá una tasa alta de crecimiento este año gracias al impulso, tanto de las obras de infraestructura que está desarrollando el Gobierno, como las que realiza la empresa privada por iniciativa propia, afirmó el presidente de la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco), ingeniero Lelio Balarezo Young.

 

El Gobierno está considerando que este año creceremos un 9%, pero yo creo que va a producirse un repunte superior. Estoy casi seguro que creceremos a una tasa con dos dígitos”, precisó Balarezo.

“Están empezando grandes obras en el sector minero como Las Bambas. y otras; y esperamos que muy pronto empiece con Tía María, Quellaveco, Conga y otras más. “Este gobierno, como ningún otro, ha dedicado el 6.3% del Producto Bruto Interno (PBI) al sector infraestructura. Antes, lo normal era que se invirtiera solo el 1% del PBI. Si a eso le juntamos la inversión privada, ya estamos con una inversión equivalente al 28% del PBI. El Banco Mundial y otros organismos preocupados por el desarrollo, sostienen que un país emergente requiere invertir un 30% de su PBI. Ya nos estamos acercando”, sostuvo.

Sin embargo, aunque se está avanzando, nunca va a ser suficiente, afirmó el presidente de Capeco. Eso sí, insistió, “no podemos tomar una posición pasiva ni sentirnos contentos, porque en el sector construcción todavía tenemos retos como el atender la demanda de vivienda de los segmentos populares”.

Falta vivienda social

“Estamos desatendiendo la demanda de vivienda de los sectores más vulnerables como el C y el C menos. Si seguimos así, lo único que propiciaremos serán las invasiones”, recalcó Balarezo.

El presidente de Capeco dijo que confía en que el Gobierno tiene la mejor intención de solucionar este problema, pero apuntó que “es momento de empezar”. “En el caso de las viviendas sociales, ya nos hemos acostumbrado a que el Estado siga a la población cuando debería ser al revés: la población debe seguir al Estado. Si construyes viviendas, la población las compra y vive en una vivienda digna. Si no construyes, la población invade las pampas de los alrededores de las ciudades y después el Estado, a mucho mayor costo, tiene que darles luz, agua, pistas, etc. Es mejor que sea la población la que se siga al Estado”, comentó.

El máximo directivo del gremio constructor indicó que algunas experiencias exitosas en otros países latinoamericanos han pasado por subsidiar las viviendas sociales. Dijo que en el Perú, el programa Techo Propio también lo ha hecho, pero con un subsidio poco significativo.

Techo Propio brinda 18,000 soles a quien desea adquirir un inmueble, lo que equivale al 20% del costo de una vivienda social; ; pero en Chile un subsidio similar llega al 50% del costo de la vivienda y en Colombia varía entre el 20% y 30%.

Según Capeco, el año pasado no se construyó viviendas sociales en Lima. Y para este año, a nivel nacional, se espera la construcción de unas de 60 mil unidades de ese tipo, advirtiéndose un ambiente de dinamismo en Piura, Chiclayo, Ica y Arequipa.

Balarezo dijo, sin embargo, que las empresas constructoras aún afrontan los problemas de las trabas burocráticas para concretar los proyectos. “En los municipios todavía hay mucha tramitología (sic), pero estamos trabajando para tratar de eliminar muchos de esos requisitos, con el objetivo de minimizar los tiempos para tener disponible una mayor oferta de viviendas”, énfatizó.

Según proyecciones del fondo Mivivienda, el déficit de unidades habitables en el país se reducirá en 25% hasta el 2016. El déficit es de cerca de 1.9 millones de viviendas y anualmente se establecen 142.327 nuevos hogares a nivel nacional.

 
 

Página 10 de 15

Buscador