Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com
  • NOVEDADES
Quienes Somos: - Martes, 11 de Enero de 2011 14:11
Quienes Somos: Servicios - Domingo, 16 de Enero de 2011 16:51
Quienes Somos: Servicios Web - Martes, 11 de Enero de 2011 14:11
Quienes Somos: Quienes Somos - Martes, 11 de Enero de 2011 14:11
Quienes Somos: Preguntas Frecuentes - Martes, 11 de Enero de 2011 14:11
Quienes Somos: Mapa de ubicación - Viernes, 08 de Agosto de 2008 18:32
Usted se encuentra en: Noticias
Tu IP: 54.81.71.68

Noticias

Feria Inmobiliaria - Cumple el Sueño de la Casa Propia

FERIA INMOBILIARIA

Cumple el Sueño de la Casa Propia!!

Del 13 al 15 de Octubre 2017
Plazuela Elías Aguirre.
De 10:00 am a 7:00pm

 

El futuro de la construcción en el Perú: retos y nuevos paradigmas

A propósito de ConsPerú 2017

El futuro de la construcción en el Perú: retos y nuevos paradigmas



El Construction Summit Perú (CONS Perú), organizado por CAPECO en asociación con Seminarium, es un evento pretende convertirse en el principal espacio de encuentro entre actores públicos y privados del sector construcción, para exponer y discutir propuestas para impulsar una Agenda País, en la que se reconozca la importancia de implementar políticas habitacionales, urbanas y territoriales que impulsen la competitividad del país y promuevan la inclusión de las familias pobres en los beneficios del crecimiento económico.

La primera versión del CONS Perú tuvo lugar a fines de mayo del presente año, habiendo reunido en dos intensas jornadas de trabajo a reconocidos expertos internacionales como Sergio Fajardo, Stuart Hart, Paul Cheshire, Jorge Kogan, Carlos Cruz, entre otros y contó con la presencia de un número importante de empresarios, profesionales, académicos y funcionarios públicos vinculados al sector construcción.

Las conferencias, paneles de discusión y exposiciones se enfocaron en identificar los desafíos que es necesario superar para tener un sector construcción innovador y
competitivo, y plantearon los nuevos paradigmas que podrían hacer posible esta modernización. En el presente documento constituye una suerte de relatoría del encuentro, pero sobre todo plantea los aspectos más relevantes de una estrategia para esbozar el futuro de la construcción en nuestro país.

Marco de referencia
Resulta urgente emprender un cambio radical en la gestión de las políticas públicas relacionadas con la vivienda, la infraestructura, el desarrollo urbano y la gestión
territorial para remontar la distancia existente entre las potencialidades económicas de nuestro país y las condiciones actuales de nuestras ciudades, del ordenamiento territorial, de la infraestructura productiva y social, y de la dotación de vivienda y equipamientos urbanos.

Los efectos devastadores de las recientes inundaciones que han afectado a varias regiones del país, dejaron en evidencia esta cruda realidad por lo que es urgente adoptar nuevos paradigmas que eviten superar los errores pasados y que contribuyan a encaminar a nuestro país por la senda del desarrollo económico y del bienestar social, objetivos clave en cuyo cumplimiento juega un rol preponderante la actividad constructora.

El territorio
El proceso de descentralización vigente en nuestro país ha terminado consagrando la conversión de los antiguos departamentos en regiones y la proliferación de distritos y provincias, fragmentando excesivamente las circunscripciones, burocratizando innecesariamente la gestión de los gobiernos sub-nacionales y minimizando la escala de planificación territorial. De esta forma, los planes no están referidos a ámbitos geográficos adecuados y excluyen por lo general el área rural.

En este aspecto, Lima Metropolitana es un caso especial pues la capital nacional ocupa una superficie mucho más extensa que la de la provincia de Lima, lo que ha generado notorias ineficiencias en la planificación territorial y en la prestación de los principales sistemas urbanos (transporte y vialidad, agua y desagüe, energía, el área litoral y los ríos, entre otros), como lo ha señalado el arquitecto Manuel de Rivero.

Frente a esta realidad, es indispensable establecer un nuevo modelo de gestión del territorio, a partir de la formulación de planes macro-regionales y la gestión coordinada de los mega-proyectos de impacto macroregional, del desarrollo de las cuencas y de los corredores económicos, así como las intervenciones para mitigar riesgos por fenómenos naturales o antrópicos. Para el efecto, deberían constituirse seis Entidades Autónomas de Planeamiento Territorial, bajo el paraguas del Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (CEPLAN), una de estas entidades deberá corresponder a la Capital de la República y las otras cinco se constituirían a partir de las Mancomunidades Regionales ya conformadas.

La Capital de la República deberá ser una jurisdicción de planeamiento territorial conformada por las áreas conurbadas de las provincias de Lima, Callao, Huarochirí, Canta, Cañete y Huaral. En este sentido, la experiencia del Área Metropolitana de Medellín, que gestiona de manera integral la planificación de los 10 distritos que conforman el Valle del Aburrá constituye una referencia para el diseño de la entidad de planeamiento para nuestra capital nacional.

Las ciudades
Las ciudades son construidas por la gente y para la gente; y son, o deben ser sistemas para producir bienestar e incrementar la productividad. En esta línea, Paul Cheshire pone el acento en la necesidad de que la política urbana en todo el mundo, deje de ser dominada por modos de pensamiento en base al diseño y la ingeniería. Es decir, debe cambiarse los paradigmas tradicionales de la planificación territorial, hacia un abordaje multidimensional que otorgue igual relevancia a los componentes económicos y sociales de la realidad urbana, y que tenga en cuenta los beneficios y desafíos derivados de la economía de aglomeración.

En nuestro país, ocho de cada diez centros urbanos del país carecen de un plan de desarrollo territorial, como lo recordó Zoe Trohanis del Banco Mundial.
Esta carencia impide una organización eficiente de las actividades en las ciudades ni un asentamiento adecuado de la población. La inexistencia de estos planes propicia la escasez de suelo urbano elevando los precios de los terrenos, lo que impide el desarrollo de proyectos inmobiliarios formales, sobre todo los dirigidos a la vivienda social. Paralelamente, los traficantes de tierras aprovechan de esta renuncia de las autoridades locales a incorporar suelo formal, propiciando las invasiones
con las que se pretende “atender” la demanda de vivienda y servicios urbanos, especialmente la de bajos ingresos, de manera informal y –con mucha frecuencia- sin
ninguna precaución por los riesgos frente a desastres naturales.

Frente a esta realidad, resulta necesario efectuar, a través del Ministerio de Vivienda, la actualización de los Planes de Desarrollo Urbano de Lima Metropolitana y de las 40 principales ciudades del país. Se prevé una inversión de unos 240 millones de soles para este propósito, debiéndose alcanzar esta meta el 2021. De inmediato,
se debe empezar con las ciudades afectadas por los recientes desastres.

Para evitar que estos problemas se sigan extendiendo es necesario Implementar planes urbanos para la construcción de nuevas ciudades en zonas de influencia de megaproyectos agro-industriales, mineros o energéticos, así como para las localidades que conforman Ejes de Desarrollo Territorial, como el integrado por las ciudades de Huacho-Lima-Ica (a raíz de un proyectado Tren de Cercanías) o el conformado por el Valle Sagrado del Cusco, como consecuencia de la proyectada construcción del Aeropuerto de Chinchero.

Los planes urbanos deben formularse a partir de mecanismos innovadores que procuren la inclusión social y el desarrollo económico, e implementarse a partir de estrategias participativas y colaborativas, que han sido los factores de éxito en el notable avance en desarrollo urbano alcanzado por ciudades como Medellín bajo el fuerte liderazgo político del alcalde Sergio Fajardo. Trohanis hizo ver la urgencia de que el Gobierno Central fomente, además, la dotación de catastros urbanos para
optimizar la gestión de las ciudades, sobre todo teniendo en cuenta que solo 8 de 522 municipalidades urbanas cuentan con uno. El Ministerio de Vivienda, a través de COFOPRI debe financiar y monitorear la implementación de estos instrumentos, empezando por las ciudades afectadas por las inundaciones.

Fuente: Construcción e Industria. REVISTA DE LA CÁMARA PERUANA DE LA CONSTRUCCIÓN AÑO LII Nº 332 JUNIO 2017

 

¿Son los mecanismos de participación adecuados para la reconstrucci ón nacional?

¿Son los mecanismos de participación adecuados para la reconstrucción nacional?

ASOCIACIONES PÚBLICO PRIVADAS Y OBRAS POR IMPUESTOS

 

Con el proceso de reconstrucción en ciernes, abrimos el segundo semestre de 2017 analizando los dos principales mecanismos de participación de la inversión privada: las APP y las OxI. Qué resultados han traído, qué problemas aparejan y en qué radican sus limitaciones son solo algunas de las interrogantes a responder.

El año 2017 cierra su primera mitad y, aunque la presencia de El Niño Costero se va desvaneciendo, sus estragos persisten a lo largo del territorio nacional, afectando la vida cotidiana y la economía de los habitantes. La infraestructura averiada es cuantiosa, las viviendas afectadas son muchas y extensivo el daño a las redes de agua y alcantarillado, por lo que resultará crucial el esfuerzo a realizar en obras de prevención y modernización para estar mejor preparados ante futuros eventos. En este contexto todavía crítico, el trabajoso proceso de reconstrucción nacional cobra vida poco a poco desde el accionar del Gobierno y la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (ARC), que vienen fomentando el uso de modalidades de participación de la inversión privada como las Obras por Impuestos y las Asociaciones Público Privadas.

Obras por Impuestos: una oportunidad de inversión acelerada
La Ley N° 29230, denominada Ley de Obras por Impuestos, fue creada en el año 2008 con el fin de agilizar y hacer más eficiente la ejecución de la inversión pública en todo el país. Según el portal de ProInversión, esta “Ley permite que una empresa privada, en forma individual o en consorcio, financie y ejecute proyectos priorizados por los Gobiernos Regionales, Gobiernos Locales, Mancomunidades Regionales, Mancomunidades Municipales, Universidades Públicas o Entidades del Gobierno Nacional, para luego recuperar la inversión total realizada a través de un certificado para el pago de su Impuesto a la Renta”. De esta manera, sebusca que el Estado cuente con inversión acelerada y eficiente, mientras que la empresa privada tiene la oportunidad de contribuir activamente al desarrollo del país.

Nueve años después de la promulgación de la Ley N° 29230, el 13 de junio de 2017, ProInversión lanzó un comunicado en el que presentaba una serie de datos reveladores sobre el impacto positivo que esta modalidad ha tenido de 2009 hasta la actualidad (ver gráfico 1).
En él se señala que:
1. De 2009 a la fecha se han generado compromisos de inversión por S/ 3026 millones mediante el uso del mecanismo Obras por Impuestos (OxI).
2. Dichos compromisos de inversión se han canalizado a través de la adjudicación de 285 proyectos de inversión pública.
3. Los 285 proyectos adjudicados contribuyen a mejorar la calidad de vida de más de 13 millones de peruanos.


Estos beneficios son consecuencia directa del compromiso y trabajo conjunto de 14 Gobiernos regionales, 115 municipalidades, cinco entidades del Gobierno nacional y 83 empresas que vienen participando en el financiamiento de proyectos de inversión pública a través de esta modalidad, concentrados especialmente en los sectores de Educación, Transporte y Saneamiento. En palabras de Francisco Dumler, exministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento (2015-2016) y vicepresidente de desarrollo de INVERTIR, las OxI “pueden ayudar enormemente a acelerar las inversiones en un espacio local. Es un mecanismo voluntario que, desde el lado privado, representa una modalidad de pago adelantado de Impuesto a la Renta y, para el público, un préstamo a futuro con cargo a una renta esperada de canon, sobre canon y renta de aduana en el caso de las Obras por Impuestos.

A su vez, en el caso de las Obras por Terrenos, el privado hace suyo un bien (el terreno) como justiprecio por la infraestructura construida”. Asimismo, de acuerdo a ProInversión, el Banco de Crédito del Perú lidera el ranking acumulado de adjudicaciones por empresa privada con una inversión de S/ 924 millones, seguido de lejos por Southern Perú y Compañía Minera Antamina S.A. con S/ 553.4 y S/ 375.6 millones, respectivamente.

Fuente: Construcción e Industria. REVISTA DE LA CÁMARA PERUANA DE LA CONSTRUCCIÓN AÑO LII Nº 331. MAYO 2017

 
 

Los buenos edificios deben contribuir a hacer mejor la ciudad

“LOS BUENOS EDIFICIOS DEBEN CONTRIBUIR A HACER MEJOR LA CIUDAD”

Conversación con Humberto Martínez, presidente ejecutivo de Inmobiliaria y Constructora Marcan

 

 

¿Cómo se embarcan en el proyecto de construir AVA 159?
Quisimos hacer un proyecto que fuera emblemático, que pudiera reflejar la idea de crecimiento y ambición de los peruanos y de Lima y, especialmente, lo que habíamos aprendido en más de 25 años de desarrollo inmobiliario.

Con ese ánimo, empezamos a ver proyectos geniales alrededor del mundo y nos preguntamos: ¿por qué en el Perú no se pueden hacer esas cosas? Así que empezamos a enviar a nuestro equipo a distintas ciudades como Miami, Nueva York, Las Vegas, Barcelona y Milán a ver proyectos y proveedores, y nos pusimos en contacto con arquitectos y desarrolladores de otros países.

Vimos lo mejor que tenían ciudades como Bogotá, Buenos Aires o Santiago de Chile. Cuando conseguimos el lote en el año 2010 nos dimos cuenta de que era un lugar especial: está en el límite entre Miraflores y Barranco, mirando al mar y a la ciudad; y, aunque es una zona residencial, está muy bien servida por avenidas y por comercio. Entonces, hay un primer factor que es el sitio. El segundo factor tiene que ver con la madurez de la empresa: Marcan ya tenía 22 años. La empresa ahora tiene 29, pero el día que partimos con el desarrollo de ese proyecto la empresa venía desarrollando proyectos inmobiliarios desde el año 2003. Nosotros, la segunda generación, ya teníamos casi 10 años a cargo de la empresa y habíamos logrado un proceso de aprendizaje, de desarrollo, de construcción y de arquitectura en base a nuestra propia experiencia. La empresa había ganado un buen nombre, tenía un prestigio bien logrado, y cada año intentábamos generar innovaciones, muchas de las cuales se han aplicado en el sector. El tercer factor es la situación del país en el año 2010, cuando el proyecto parte. Los años 2010-2011 fueron buenos años para el Perú. Entonces, coincidieron el sitio, el buen momento de la empresa y el buen momento del Perú.

¿De dónde nace la motivación para desarrollar un proyecto como este, que desde el inicio desafió el status quo del mundo inmobiliario en Lima?
Nace de la mirada retrospectiva a la ingeniería y arquitectura peruanas. Los peruanos somos herederos de dos de las mejores tradiciones de constructores del mundo, los antiguos peruanos (incas y pre incas) que hicieron maravillas como Caral, Chan Chan y Machu Picchu; y los españoles, que diseñaron y construyeron lugares como El Escorial y La Sagrada Familia. Esta tradición ha estado presente en muchos instantes de nuestra historia colonial y republicana, pero se ha ido perdiendo en las últimas décadas, dando paso a ciudades anodinas, sin espacios públicos de calidad y con pocos buenos edificios.

Entonces, pensamos en rescatar esa tradición y retar la ecuación inmobiliaria, que te pide vender la mayor cantidad de metros cuadrados; y, en su lugar, desarrollamos el edificio para sus habitantes y la ciudad. La apuesta de Marcan es a hacer un edificio hermoso, que pone por delante la calidad, el confort, el espacio, los detalles y especialmente la comodidad para utilizar los espacios. Por eso el edificio es muy abierto, en el primer piso, en sus fachadas, en el último nivel, siempre muestras sus mejores caras a la ciudad.

En Marcan pensamos que también es posible rescatar la tradición de la arquitectura e ingeniería peruana como se hizo en los años 50 y 60. Es muy difícil que lo que hacemos hoy se puede comparar con la Residencial San Felipe, la Unidad Vecinal Nº3 o la Súper Manzana A de las Torres de San Borja, conjuntos que no solo resolvían viviendas en su interior, sino que también ayudaban a hacer ciudad. Un edificio como AVA 159 tal vez ponga un granito de arena en la reflexión que hacen hoy muchos arquitectos sobre nuestras normas actuales, que son muy restrictivas y, en lugar de orientarse a la ciudad que queremos tener, se orientan a la ciudad que algunos quieren evitar. El resultado de las normas actuales es que los desarrollos de las últimas dos o tres décadas consisten en edificios cerrados por muros en todo su frente, con fachadas laterales opacas y fachadas posteriores casi sin diseño. Se trata de edificios cuya forma está determinada por la planta del primer piso multiplicada por la altura, de departamentos con poca iluminación natural y mala ventilación, de construcciones con los AVA 159 retiros dedicados a estacionamientos en lugar de utilizarlos como espacios de integración con la ciudad. En toda la ciudad nos hemos ido encerrando, y la regulación no ha ayudado a evitarlo, sino todo lo contrario. Al comenzar el desarrollo de AVA, ¿qué querían que aporte a la ciudad y a la gente? Primero, tenía que aportar armonía, tenía que aportar dignidad, el espacio debía hacerte sentir mejor. La arquitectura tiene la capacidad de mejorar tu vida o de hacerla mas difícil. Entonces, lo que se planteó en el proyecto es que fuera amable, que agregara valor cotidianamente a las personas que tuvieran contacto con él desde afuera o desde adentro. Por eso el primer piso del proyecto se abre mucho, logrando que los visitantes sientan esa comodidad: todo lo que pasa en el lugar es transparente y no se oculta nada. Ese primer piso es como un amortiguador, un espacio de transición entre la ciudad y lo que pasa adentro. Por otro lado, la costumbre general al desarrollar proyectos inmobiliarios es sacarle el jugo a cada centímetro cuadrado: ¿cuál es el mínimo tamaño de la puerta que puedo poner?, ¿cuál es el mínimo tamaño del tablero y el mínimo ancho de sala? Nosotros tratamos de hacer el ejercicio contrario.

¿Qué tipo de oportunidades les abrió a nivel arquitectónico y funcional el hecho de tener un espacio abierto para los vecinos en la azotea?
Quisimos dejar los dos mejores lugares del edificio para el uso común. Así, el primer y el último piso, que son los lugares más interesantes del edificio, quedaron abiertos y no se vendieron. El piso 18 nos gustaba en especial porque desde ese lugar se tiene una vista de 360 grados de toda la ciudad, del mar y de la ciudad de noche, que se ve fabulosa. Quisimos que esas vistas, en lugar de que las tuviera una sola familia, las tengan todos los propietarios, y así quien se compra un departamento en AVA también se está comprando 600 m2 arriba. No los puede vender o techar, pero puede usarlos con su familia. Todos quisiéramos tener un
penthouse, una terraza con vista al mar, y los propietarios del edificio los tienen.

¿Cómo llegaron a obtener el Architizer A+ Award de 2017 con este proyecto?
La arquitectura de hoy ya no es la arquitectura estrambótica de la Guerra Fría, donde se hacían grandes palacios de gobierno para demostrar poder; ni tampoco es la arquitectura imperial en la que se trataba de dejar una huella. Ya no funciona así, ahora la ciudad se hace para los ciudadanos, para las personas. Lo que miden estos premios es justamente cómo haces que tus productos funcionen para la gente, cómo ayudas a que las personas puedan vivir mejor y cómo logras que los proyectos se integren a la comunidad. Se busca que la arquitectura, en lugar de ser invasiva y disruptiva, sume al espacio. Toda esa carga influyó mucho a la hora de ganar el premio, porque es una idea transversal a AVA y a todos nuestros proyectos.

Por otro lado, el premio ha llamado la atención porque hace mucho tiempo que ningún proyecto residencial peruano era reconocido internacionalmente. No es por falta de talento, en el Perú se construye bien, hay buenos ingenieros y buena mano de obra, pero falta que la regulación ayude. En otros lugares del mundo la regulación te devuelve en metros cuadrados lo que tú inviertes en metros cuadrados; entonces, si tú dejas espacio para áreas destinadas a la ciudad, lo puedes recuperar en pisos.

Fuente: Construcción e Industria. REVISTA DE LA CÁMARA PERUANA DE LA CONSTRUCCIÓN AÑO LII Nº 331 MAYO 2017

 

CONVOCATORIA PARA SELECCIÓN DE PROFESIONALES_CAPNE 03-2017-PNVR

 

Estimados Socios:

Se les comunica que hemos recibido información del Coordinador General del Centro de Atención al Ciudadano Lambayeque del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Ing. Carlos Martin Guanilo Ramirez, haciendo de nuestro conocimiento que el Programa Nacional de Vivienda Rural - PNVR del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, ha constituido el Comité de Asignación del Personal del Núcleo Ejecutor - CAPNE 03-2017 para la Contratación de Profesionales, Arquitectos, Ingenieros y Profesionales de la Rama Social o afines.

Por lo cual, les adjuntamos el formato y anexos de su postulación para la Convocatoria de Profesionales

 
 

Página 2 de 15

Buscador